El Blog ha cambiado de nombre por eso puede que os de problemas para encontrarlo y los links estén rotos... pero espero que pronto esté todo de nuevo en la normalidad.

Seguidores

09 febrero 2016

Igual te echo de menos que de más - Olga Salar


Serie: Independiente
Editorial: Cristal
Fecha de publicación: 18 Enero 2016
PVP: 15,90 €



Cuando Olimpia se da de bruces con su pasado, presiente que sus problemas no han hecho más que empezar. Allí estaba él, mirándola fijamente con sus ojos negros, sin previo aviso y más atractivo todavía de lo que recordaba. Y Olimpia que creía que lo había superado... 

Como ella es una optometrista de lo más profesional, está dispuesta a probarse todas y cada una de las lentes correctoras que ha ido acumulando a lo largo de los años: las de los “sueños rotos”, las de la “venganza”, las de la “solitaria estabilidad” y las de “la ilusión”. Pero no se decide a probar esas que llevan por marca “Dale Otra Oportunidad”. 
Menos mal que en esta montaña rusa que es la vida estará acompañada por sus estupendos jefes, Gerardo y Arturo, parientes de “su pasado”, su inseparable amiga Lola, quien sufre el ataque de las malditas hormonas, y su hermano Nico, un Dj enemigo de la pena que está deseando poner ritmo a la banda sonora de su futuro. 

En Igual te echo de menos que de más palparás lo vivo que permanece el pasado en ese lugar que llamamos “recuerdo”, y cómo somos capaces de distorsionar su reflejo con el transcurso de los daños y la colaboración imprescindible de un corazón recompuesto con celo de color rosa.


CRÍTICA


Con este libro me estreno con Olga Salar. Es una autora que me llamó la atención desde que empezó a hacerse un nombre y, tengo que decir, que mi instinto no me falló. No será el último libro que lea de ella.

En mi opinión, esta novela independiente sería un gran inicio para probar con esta autora. Creo que es una novela fresca y que no resulta pesada. Tiene los matices suficientes para emocionarte y tenerte pegada a las hojas, pero sin resultar lenta o pesada. Es más, si el libro hubiese durado cien páginas más, no me hubiese importado nada.

La historia de Olimpia y Martín es una historia que podría sucederle a cualquier persona de la calle. Esa relación que empieza con «odio», pero que es más por esa atracción innata que no quieres admitir ante ti misma. A medida que vamos avanzando en el libro se nos enseña cómo fue y cómo regresan los viejos sentimientos, tanto los buenos como los malos. Y esto ocurre a pesar de tener la sensación de rapidez y que no se profundice demasiado en los sentimientos. 

La autora es capaz, con pocas palabras, de transmitirnos lo esencial, lo que nos hace meternos en el libro y sentir las dudas, los miedos, las contradicciones y el deseo que sienten todos los personajes a lo largo del libro. Para mí, un punto a tener en cuenta ya que no es sencillo hacer empatizar a los lectores en historias relativamente rápidas. Además también se nos muestra la parte del deseo en una relación, sobre todo en la historia paralela, a pesar de no ser una novela explícita; apenas se nos muestran los primeros pasos en las escenas de sexo.

Pero claro, que fuese tan rápida tiene su lado positivo en lo que acabo de explicar, y su lado negativo en que en ciertos momentos hubiese necesitado más para terminar enamorada al cien por cien del libro. Lo que no quita que haya disfrutado con él, me lo leí sin darme cuenta, además que la historia paralela que se nos presenta tiene tanto encanto como la principal.

Los personajes, como la historia, son reales. Olimpia es del personaje que más se llega a conocer y del que podemos desmigar más; es una mujer que se siente feliz y completa en su vida, pero que al regresar Martín todo se descoloca y se ve cierta fragilidad en su persona. A Martín no pude evitar odiarle un poquito al principio, de verdad que es un poco insoportable, pero como todo en la vida… existe esa cara B que aparece con el tiempo. Al dejar salir sus sentimientos y no dejarse llevar por sus miedos (comprensibles), se descubre al hombre que de verdad hace suspirar a Olimpia (y al que lee).

Pero a parte de ellos como protagonistas, tenemos a otra pareja que completa la historia. Si con Olimpia y Martín tenemos el amos antiguo que renace, con Nico y Natalia tenemos el amor que surge de sopetón. Con ellos sentimos la emoción y la atracción con mayúsculas. Su historia me ha gustado mucho y, como digo, me parece el complemento perfecto para Olimpia y Martín. Es más, unas palabras concretas de Natalia, en una conversación con Nico, son las que más se me han quedado al terminar el libro.

Una vez terminado el libro el gusto que te queda, lo que siente al pasar la última página, es una sensación de necesitar más hojas, de querer leer más y más de ellos. Estamos ante el sentimiento de haber disfrutado de la historia, de cada palabra, pero que a la vez no podemos remediar echar de menos detalles donde descubrir más a fondo lo que realmente sienten Olimpia y Martín. Para mí, un libro que se merece un 7,5 porque nos muestra una situación que podría suceder a la vuelta de la esquina y, que a pesar de sentir esa pequeña carencia, es una novela que te hace involucrarte en la historia, reír, sufrir, sentir el deseo y también, lo que el amor provoca en el ser humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada