El Blog ha cambiado de nombre por eso puede que os de problemas para encontrarlo y los links estén rotos... pero espero que pronto esté todo de nuevo en la normalidad.

Seguidores

25 enero 2016

Flor de agua - Helen F. Wings


Serie: Independiente
Editorial: Autopublicación
Fecha de publicación: 4 Octubre 2015
PVP: 18,95 € / 4,99 €


Beth tiene todos los sentimientos que se supone debe tener, amor, odio, alegría, lujuria... pero es incapaz de retenerlos mucho tiempo.

Problemática y rebelde, vive una vida de excesos y descontrol hasta que los hilos de su controlador padre la llevarán donde menos imagina. Un centro terapéutico exigente, duro y donde se actúa sin contemplaciones.

¿Existirá alguna terapia que pueda ayudar a Beth?

Con un cocktail de atracciones prohibidas, juegos de palabras y personajes tan carismáticos que no te dejarán indiferente, conocerás el limite entre la tentación y la adicción.


CRÍTICA

Comencé a leer este libro porque una amiga me habló de él y bueno, me decanté por leerlo. Tengo que decir que esta autora me ha sorprendido, escribe bien y sabe crear expectación y ambiente y, sobre todo, sabe hacernos empatizar con la historia, nos hace entrar en ella... Tiene esa habilidad que no todo el mundo tiene a la hora de escribir que nos hace querer leer y leer.

Tengo varios recuerdos mientras leía el libro en los que me hizo entrar tanto en la historia que los disfruté como la que más. Las situaciones de tensión que nos hace vivir con Beth, tanto las que se busca ella sola como las que le provoca Daniel, que me hicieron leer en tensión, buscando el final a ese acto y poder respirar.

Los personajes están muy bien definidos, se siente una especial atención en esta parte, sobre todo por la temática de la que va el libro. Creo que es así para que conozcamos desde el primer momento el porqué de todo lo que ocurre en la vida de los protagonistas y los personajes que los rodean.

Beth me pareció al principio una estúpida. Una niña de papá que no soporta seguir sus órdenes y se da al placer (ya sea físico o de cualquier tipo). En los primeros capítulos se le llega a coger un poco de rencor por cómo trata a todo el mundo, pero enseguida se nos muestra la Beth oculta. Y es esta Beth la que nos hace disfrutar de la historia. Su cambio se ve reflejado de una forma tan clara que no te das cuenta de dicha transición hasta que lo ves de una forma global.

Con Daniel… Es un personaje al que si se le conociese en persona, sin profundizar más en su persona, muchas le odiaríais. Es prepotente, orgulloso, altivo, sabe que es guapo y le encanta, las mujeres son para el sexo y poco más… pero después se va viendo más de él, por qué es así en realidad y toda esa capa de «suciedad» desaparece, siendo este el momento cuando llega a encantar.

Y para aliviar todos estos rompederos de cabeza con Daniel y Beth, tenemos a Sandy y Kellan. Son la pareja alegre, enamorada, vemos su evolución, cómo se relacionan, cómo Sandy saca de sus casillas a Kellan… Para mí Sandy es un personaje divertido, que vive el momento sin pensar en más, pero que da unas lecciones de vida muy acertadas.

Además de ellos cuatro, existen las chicas del centro que de vez en cuando tienen sus apariciones. Y tengo que destacar a una de ellas, a Victoria. Un personaje al que si se hubiese dado más protagonismo no hubiese ocurrido nada malo, sino todo lo contrario. Es de estos personajes secundarios (de relleno) que llegados a un punto te pide saber más de él, se quiere conocer más su historia pasada y futura, pero, lamentablemente, eso no ocurre.

Pensé que iba a ser un libro más centrado en las terapias del centro por cómo se desarrolló en un principio, pero hacia mitad del libro se centra más en la parte física de una relación, llegando casi a un nivel de novela erótica.

Y hasta aquí todo iba mejorando hasta que llegó la palabra fin. No me ha gustado el giro del final… La historia de Sandy y Kellan no hace el libro peor, le da un toque amoroso y romántico que necesitaba, pero para mí, el enfoque que se le ha dado al final, aunque original, no ha logrado en mí el efecto que la autora seguramente buscó.

Hay varios detalles en el libro que se nos repite, se nos muestra sin llegar a explicarlos del todo, que son importantes en la vida de Daniel. Y llega el final y estamos igual que al principio. Pinceladas de un cuadro que no hemos podido terminar. Y esto para mí es un error parecido al final en sí del libro, porque si leéis el libro, conoceréis a Beth, ella no es una mujer que se conforme con una explicación banal o un simple porque sí… es cabezota hasta decir basta y que en ese tema no ahonde… es un detalle que no me cuadra en nada con su personalidad tan definida.

Creo que el libro ha querido ser demasiado para el resultado, es decir, parece que la autora no supo cómo lidiar con la historia y pensó en terminar con ella sí o sí. Todo el transcurso de la terapia, cómo Beth evoluciona y empieza a ser consciente de su vida, cómo Daniel lucha contra sí mismo en cada terapia con Beth y después, cuando decide tomar su decisión y dejarla ir, la evolución de Sandy y Kellan como pareja... Con ese final, todo ese trabajo, ha quedado huérfano haciendo que el libro decaiga en picado.

Un libro que posiblemente hubiese tenido un 8 y algo como nota, pero que ha bajado al 7 de golpe. No digo que no merezca ser leído, para nada, porque a mí me ha mantenido enganchada y me ha hecho sentir en cada hoja, pero no puedo quitarme la sensación de mi cuerpo de que hemos vivido mucho para terminar en «nada»…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada