El Blog ha cambiado de nombre por eso puede que os de problemas para encontrarlo y los links estén rotos... pero espero que pronto esté todo de nuevo en la normalidad.

Seguidores

27 febrero 2017

VII Encuentro RA - Mi humilde opinión


Con estas líneas voy a transmitiros un poco cómo ha ido mi primer RA. Nunca había ido a un congreso de novela romántica, pero como este año llega uno muy importante para mí, el NORA, quise saber de primera mano cómo eran.

No quiero entrar mucho en los detalles de cómo fue todo, aunque sí diré que tiene que ser complicado controlar a unas 300 mujeres apasionadas que si ven a su presa van a tiro hecho sin mirar nada más. Sin embargo, sí que noté ciertas carencias en cuanto a la organización.

Si eres novata, como yo, cuesta un poco hacerte con el funcionamiento de cómo conseguir tu acreditación completa. Yo fui el viernes a por ella y el sábado me enteré que me faltaba la “segunda” parte de la inscripción…

En las charlas pues… están bien organizadas y se permite que la gente que está de público pregunte e interactúe, eso es algo bueno, aunque hay que saber hasta dónde se puede llegar. Esto lo comento porque algunas mesas se hicieron más largas que otras y hubo momentos de auténtico caos para enterarte de qué se hablaba.


Pero el RA no es solo esto, es MUCHÍSIMO más.

Es encontrarte con amigas, ver a tu autoras en persona y poder hablar con ellas, cambiar opiniones con lectoras o incluso llevarte experiencias que no podrías vivir en otro lugar.

Mi RA B ha sido muy positivo. Vi a gente que hacía años que no veía y me las encontré por sorpresa. Saludé y estuve con autoras que conocía pero que la distancia nos impide vernos como Olivia Ardey (fue breve el saludo, pero nos resarciremos en el NORA), Patricia Marín (un gran placer ponerte cara y estar contigo lo que pudimos estar jajaj), Yolanda León y Elena Garquin (gracias por vuestras firmas y charlar un poco conmigo. Te veo en el NORA Elena) y sobre todo… 

Mi Laura Nuño, que cada vez que lo pienso me sorprende más que hayamos acabado así y poder hablar sin tapujos una con la otra aunque hablemos una vez al año casi. Gracias por esa charla que tuvimos incluso con el riesgo de la gripe jajaja.

Estar con Dama fue de lo mejor del sábado también. Esa silla que se quejaba cada vez que respirabas, tus ruidos con el móvil, esa forma de ganarte amigas y yo enemigas…. No pude elegir mejor candidata para vivir el RA jajajja Aún recuerdo ese momento cara boquerón mío y que creo que quedará para todo el futuro como marca indispensable del RA jajajaj Aunque también estará el momento de acompañar a la señora en McDonals, que si no estoy yo tú te acabas sentando con ella, y lo sabes jaja, y muchísimos más que ahora no recuerdo.

Y para terminar, ese “fondo norte” que me ha acogido como si fuese una más en su grupo. Mis chicas de Cantabria y alrededores.

A pesar de abandonaros casi todo el finde… no cambio por nada los desayunos y esa cena en vuestro hostal. Y pensar que casi me pierdo el conocer a la rana, a la conejita, a la Geisha y no recuerdo si aparecieron más personajes históricos por allí jajajja. Para el año que viene o el próximo viaje que podamos hacer juntas me meto con vosotras, aunque tenga que dormir a los pies de la cama, me hago un ovillo y listo, ya que aceptáis animales de vecinos, me aceptáis a mí también jajajajja
No os puedo contar muchos detalles más de todo este fin de semana sobre todo porque hay gente que podría matarme y desgraciadamente la vida me gusta jajajaja. Pero os diré que el cansancio, estar entre amigas, una foto, un editor de fotos y mucha confianza dan como resultado que una servidora terminase siendo un poco yo y sobre todo, acuñando un nuevo momento RA. Hay que implantar el hacer un Reina en el NORA (yo lo voy a hacer seguro jajajjaja).



PD: Sobreviví al finde a pesar de todos los inconvenientes que me fui encontrando nada más llegar a Madrid, desde el hombrecillo de Acnur hasta el golpe de una furgoneta… Ni por esa os dejarán sin Reina Negra….


03 enero 2017

La decisión de Stinger - Mia Sheridan


Serie: 3º Los signos del amor
Editorial: Ediciones Pàmies / Phoebe
Fecha de publicación: 7 Noviembre 2016 
PVP: 17,95 €
Grace Hamilton tiene un plan. Ha organizado su vida a la perfección y se siente orgullosa de lograr siempre sus objetivos. Sabe quién es, cómo va a vivir, jamás da un paso en falso, y nunca se ha parado a considerar lo que desea en realidad, se limita a tratar de complacer a los demás. Hasta que lo conoce a él…

Carson Stinger no conoce más reglas que las suyas. Aunque trabaja en la industria del entretenimiento para adultos, no le importa lo más mínimo lo que piensen al respecto los demás. Vive al día, sin rumbo ni planes. Tiene muy claro lo que las mujeres quieren de él y siempre ha pensado que solo hay una cosa que puede ofrecerles. Hasta que la conoce a ella…

Inesperadamente, las circunstancias los obligan a pasar varias horas juntos, y ocurre algo que los hace cambiar. Sin embargo, son dos personas que no deberían haberse conocido, que pertenecen a mundos distintos y no pueden luchar contra la realidad que envuelve sus vidas… O, por lo menos, no está escrito en el destino que lo hagan en el momento en que se encuentran…


CRÍTICA

Este es el segundo libro que he podido leer de esta autora y, después de haber leído La voz de Archer, la autora pasó a ser una de mis lecturas fijas. Ahora, al terminar esta novela, sigo con la misma idea.

Es verdad que Stringer no tiene nada que ver con Archer, e incluso ellas, Bree y Grace también son diferentes. Pero la parte esencial de la historia, se sigue reconociendo la pluma de Sheridan.

El inicio del libro es sin duda la parte con más chispa y emoción de todo el libro. Cómo cambia su relación, desde el odio al amor, pasando por el arrepentimiento, es la parte, en general, que más se recordará cuando se termine el libro. Esto se debe a que no es un libro con la estructura típica a la que estamos acostumbradas.

Entre Carson y Grace no existe lo típico de conocerse, establecerse como pareja, tener una crisis y la relación verdadera. Ellos tienen un enamoramiento fugaz y fuerte, de los que no te sorprende que hayan sucedido así porque la autora ha sabido relatárnoslo adecuadamente. Esto lo comento porque el que dos personajes sean tan dependientes a lo largo de la vida de una persona que ha conocido en un fin de semana, puede ser difícil de creer. En esta historia no sucede tal cosa.

Si es cierto que la parte central también tiene gran peso emocional, lo que la autora nos ha ido mostrando en estas hojas centrales, cómo van viviendo los personajes por separado, me resultaron <<difíciles>> de leer. No porque fuesen páginas que no merecen la pena, sino todo lo contrario. La autora ha sabido ir enseñándonos las partes necesarias en sus vidas para ir comprendiendo y asimilando lo que ellos han ido viviendo. 

Me ha gustado bastante cómo ambos son un punto de inflexión en sus vidas y por ello hacen el giro que tano necesitaban. Puede que el libro no tenga una verdadera trama de acción o intriga, salvo en el final, pero yo le tendré en el recuerdo por lo tierno que ha sido. Es un libro donde unas personas normales, como cualquiera de la calle, con la ayuda del destino, nos pone frente a la persona que realmente es para cada uno. 

Al terminar el libro puede parecer algo plano al no tener ningún punto de inflexión fuerte y nos lleve en una línea más o menos plana, sin embargo, los personajes sí que tienen una gran evolución necesaria para que sean reales.

Por estos motivos y otros que no puedo contar para no desvelar demasiado, este libro se merece un 7,8. No le he dado más porque a pesar de que me ha gustado y he sentido muchísimo al leerlo, sí que hubiese necesitado que la chispa que en el inicio desborda por los cuatro costados, se hubiese extendido por toda la novela. Y si con algo me quedo de Carson y Grace es, Ojalá todos brillemos para alguien…

11 noviembre 2016

Amor en la red - Meredith Wild


Serie: 5º Hacker
Editorial: Ediciones Urano / Titania Sombras
Fecha de publicación: 10 Octubre 2016
PVP: 17,00 €


Pocos días después de su boda, Blake y Erica Landon inician su luna de miel, un viaje que promete borrar las heridas del pasado y fortalecer aún más su unión.

Sin embargo, justo cuando los problemas parecían quedarse atrás, un escándalo electoral entorno a la figura de Daniel Fitzgerald, candidato a gobernador, salpicará a Blake. Ahora se encuentra en el punto de mira, sus delitos pasados como hacker le pueden pasar factura…

La libertad de Blake está en juego, así como su relación Erica. Mientras que él parece rendirse, Erica no lo permitirá y estará dispuesta a limpiar su nombre así como a salvar su relación… ¿Dejará Blake que su pasado le venza? ¿O por el contrario podrá Erica convencerle para que luche por un futuro unidos?


CRÍTICA


Quinto y último libro de la serie Hackers en el que vemos al fin cómo Erica y Blake encuentran la felicidad que tanto quieren y anhelan uno junto al otro.

Después de haber leído los anteriores libros (es una serie que hay que leer en orden sí o sí porque es la evolución de los protagonistas como pareja), creo que este es el libro en el que los sentimientos han sido la gran baza de la autora. Y eso que en las demás novelas la autora no pierde detalle de lo que los protagonistas sienten. Pero en estas hojas descubrimos mucho más el interior de Erica y de Blake.

En la reseña que realicé de Redención, nombré como uno de los detalles que más me habían gustado que apareciesen escenas en las que Blake era el narrador, dejándonos ver lo que realmente le pasaba por la mente. Y en este libro tenemos más capítulos de él. La autora no se ciñe solamente a narrar un capítulo para cada protagonista, si no que a veces dentro de un mismo capítulo los turna y nos hace ver una misma situación desde dos puntos de vista diferentes, dándonos mayor detalle de lo que sucede.

Este libro ha sido el más duro, y eso que el final del anterior, con lo que le sucede a Erica, es brutal, pero la autora les ha dado un grado más de profundidad a los personajes logrando que la historia gane en fuerza.

A nivel de los personajes, se reconoce la evolución de ambos e incluso, la autora ha introducido en la narración a la propia Erica o Blake descubriendo su propio cambio desde que se conocieron. No son personajes planos, algo que se ve desde un inicio y que al paso de los libros solo hace mejorar y llegar a cotas que, para mí, la autora ha sabido manejar y enseñarnos acertadamente. No existen escenas en las que los personajes pierdan su verdadera esencia, siguen siendo ellos, pero más experimentados por los acontecimientos de sus vidas.

Un ejemplo claro, donde más se aprecia esto, es cuando se desarrollan las escenas de cama. Blake es un dominante, quizás un amo (no se usa este término en el libro), que necesita tener el control sobre todo lo que le envuelve y Erica es una mujer independiente con la suficiente fuerza para salir adelante ella sola. Pero ella deja que Blake ejerza esa dominación sobre ella, necesita ser su sumisa para que él se sienta bien y a la vez ella se siente realizada y obtiene más de lo que quizás le da a él cuando están en la cama. La parte graciosa (y bastante subida de tono) es cuando Erica se empeña en cambiar los papeles. La recompensa es aún mejor…

Si habéis leído la serie ya conocéis un poco la forma de escribir de esta autora, lo que le gusta meter en la trama algún misterio u obstáculo en la vida de Erica y Blake. En este libro no iba a ser menos y así lo ha hecho. La primera parte del libro, quizás los cinco primeros capítulos tenemos a nuestros protagonistas disfrutando y tomando decisiones complicadas. Pero el resto del libro está escrito en torno del misterio y de cómo ambos deben ir superando los obstáculos para conseguir al fin la felicidad que tanto quieren.

Al terminar el libro (me ha costado dar por finalizada la serie, echaré de menos leer más sobre ellos), he sentido que necesitaba más detalles de algún secundario o algún detalle en el libro no me quedó del todo claro, me hubiese gustado que la autora nos hubiese mostrado cómo terminan esos momentos que entraron dentro de la vida de Erica y Blake.

Sin embargo, a pesar de este detalle, el libro posiblemente es el mejor de la serie. Quizás sea que los personajes han ido creciendo a medida que avanzábamos en la historia y hace que lo que en un principio se centraba más en lo físico que en lo sentimental, ahora la fuerza de los sentimientos superan con creces a la fuerza física (que disminuye en presencia, pero no en fuerza).

Nos encontramos ante un libro final de serie muy acertado que engloba toda la historia de los demás libros y además mejora los puntos débiles (por nombrarlo de alguna forma) que sus predecesores pudiesen tener. He quedado muy contenta con esta serie, así que le daré un 8,5 a este libro, la más alta que le he dado a esta serie.

Si os gustan los libros eróticos, con una pizca de intriga, subtramas interesantes, personajes (incluso los secundarios) con mucha fuerza, y sin olvidarnos de ese toque de dominación y sumisión, no perdáis la oportunidad de conocer el mundo de Erica y Blake, porque sin duda os atraparan sin esfuerzo.

Erica y Blake van a ser una de las parejas que recordaré con el paso del tiempo porque son personajes a los que he visto evolucionar y crecer como personas y como pareja. Quedarán en mi recuerdo con un gran cariño.

05 octubre 2016

Los límites de su consentimiento - Yolanda León




Serie: 1º Límites
Editorial: Edicones Pamies / Phoebe
Fecha de publicación: 10 Octubre 2016
PVP: 17,95 €




¿Qué serías capaz de hacer para proteger aquello que amas?

¿Hasta dónde llegarías con tal de mantener a salvo a los tuyos?

Junio de 1707. Xàtiva ha pagado cara su lealtad al archiduque Carlos de Austria y arde hasta los cimientos.

Cerca de allí, un escalofrío sacude a la joven Isabel de Corverán mientras contempla la inmensa columna de humo en el horizonte. Desde la muerte de su padre ha tratado de mantener sus tierras y a cuantos viven en ellas a salvo de la cruel guerra que los rodea, pero… ¿qué puede hacer una dama indefensa cuando el más temido de los oficiales borbónicos y sus hombres deciden ocupar su casa? ¿De qué le pueden servir sus modales y su esmerada educación ante un demonio tan despiadado como seductor que no solo exigirá su hospitalidad, sino su entrega total en cuerpo y alma?

Durante siete largos días  con sus noches Isabel deberá dejar a un lado su honor, su pudor y sus creencias.  Siete noches en las que despertará su cuerpo y sus sentidos a una sensualidad y un placer prohibidos para una dama. Siete noches en las que aprenderá que, para una mujer sola en un mundo de hombres, el sexo puede convertirse en el arma más poderosa con la que derrotar al peor enemigo.

Siete días que pondrán a prueba los límites de su consentimiento y que la transformarán para siempre.



CRÍTICA


Con este libro me he estrenado con esta autora, pero debo admitir que seré asidua a sus novelas porque con Los límites de su consentimiento ha conseguido engancharme a su forma de escribir y a sus historias. Si bien en un principio pensé que no acabaría de llenarme, con la evolución de la historia y sus personajes, logró que cambiase de idea sin esfuerzo.

Antes de poder leer este libro, leí comentarios que no lo dejaban en un buen lugar por su trama principal. Yo no soy de dejarme guiar por opiniones ajenas a mi persona y, es más, si hay comentarios que generan controversia, más me intriga el libro.

No voy a negar que la trama sea una historia que posiblemente no todo el mundo pueda leer sin sentirse incómoda o llegar incluso a enfadarse. Es una historia complicada, pero si somos capaces de meternos en lo que la novela nos cuenta, ser conscientes de la época en la que está ubicada y los motivos por los que Isabel hace lo que hace… veremos una historia con mucho de lo que disfrutar.

En las primeras hojas del libro, cómo los personajes interactuaban, cómo iban mostrando sus personalidades o, simplemente, cómo se nos describía lo que sentían, me pareció demasiado superficial, sin dejarnos llegar al fondo de lo que de verdad se merecían esas escenas. Esto fue la causa de lo que comenté más arriba, el temor a que no disfrutase del libro de verdad. Pero a partir de la segunda noche esto empieza a cambiar dejando ver  más lo que Isabel y Armand llegan a sentir y vivir. Esta evolución en su comportamiento es algo esencial para llegar a comprender de verdad la historia.

Con los personajes ocurre algo similar. Quizás en un inicio parecen superficiales, que simplemente están ahí por estar, sin motivo aparente. Sin embargo, van pasando las noches y se ve cómo ambos van cambiando tanto con uno mismo como con el otro. Son personajes con mucha personalidad, mantienen una línea que no se ve alterada por alguna influencia externa.

Isabel es un personaje femenino que desde un inicio se mostró fuerte, aunque por dentro se estuviese rompiendo. La manera en la que se nos presenta este personaje y consigue lidiar con lo que Armand causa en su vida, es algo que consigue que sea un personaje que recordaré por tiempo. Si bien la historia está narrada en tercera persona, Isabel lleva el punto de vista principal de la narración ya que es ella quien lleva el peso de la historia, dejándonos ver lo que siente en cada momento. Además, que sea Isabel quien “narra” nos deja ver cómo debe salir de la burbuja de protección que su padre creó para ella de una forma brutal y que no hace que se hunda, sino que consigue aprender de la situación y por sí misma sacarle partido.

Armand es un hombre que es como es en la actualidad por las circunstancias de su vida. No se nos deja ver demasiado de ello pero sí intuir lo que ha tenido que pasar. Es un personaje que no se gana la simpatía del lector fácilmente por todo lo que le hace a Isabel. Yo le catalogo como un “bastardo” (como bien le llama Isabel varias veces), pero que sabe cómo romper barreras que deberían mantenerse erigidas sin rescrebajarse.

Son dos personajes muy cuidados, que actúan según su personalidad, que no se dejan amedrentar por nada y que, sobre todo, tienen mucha profundidad. Ambos son tan fuertes que es difícil quedarse con uno solo, incluso aunque Armand no sea el primer protagonista en la narración, no deja que eso le eclipse y quede en segundo plano.

Su relación no es la típica en la novela romántica. No existe un amor puro y claro que les hace caer rendidos el uno por el otro; sino un amor más oculto, que provoca demasiado miedo para mostrarse. También es cierto que el odio es otro pilar de su relación, siendo el odio y el amor los que guíen sus pasos. Ese tira y afloja se hace más evidente hacia el final del libro, cuando quieren odiarse pero se dan treguas para poder ser más normales de lo que en realidad son.

También me ha gustado mucho la forma en la que la autora ha divido el libro. Son solo siete noches las que se narran en el libro, pero siete noches tan intensas y tan emocionantes que parecen el doble de tiempo. Como en la sinopsis pone, son siete noches llenas de sensualidad y pasión, pero bajo mi opinión esta novela no sería una novela erótica. Es cierto que el sexo es el que manda en el libro, pero no se dejan de lado los sentimientos, el contexto histórico o las situaciones de la vida diaria de ambos personajes. Además no son escenas excesivamente detalladas que me hagan pensar que es un libro erótico.

Terminaré comentando que los últimos capítulos son los que dan más fuerza al libro y los que logran que termines queriendo tener en tus manos la continuación de su historia lo antes posible. Es una novela que puede que mereciera un 9 por mi parte, la verdad es que lo he terminado con una sensación especial en el pecho y eso yo lo valoro mucho. Pero, ese inicio donde los personajes, los acontecimientos y alguna escena quedan un poco flojas por la falta de intensidad o emoción que la autora no ha sabido reflejar (o no h querido reflejar), hacer que mi nota final sea un 8,5 para un libro que guardaré en mi estantería con cariño.

Como bien dice su portada, Los límites de su consentimiento, es la novela más escandalosa del año, pero que si sabemos admirar y comprender, será una de las novelas más escandalosas de nuestra biblioteca.

26 septiembre 2016

Redención - Meredith Wild


Serie: 4º Hacker
Editorial: Ediciones Urano / Titania Sombras
Fecha de publicación: 18 Julio 2016
PVP: 17,00 €

Blake Landon es un hombre que lo tiene todo: dinero, poder, atractivo, y por supuesto el amor incondicional de Erica Hathaway. A pesar de las dificultades que ha sufrido la pareja siempre han sabido superar todas las adversidades y lograr, incluso , que su amor sea mucho más fuerte.

Erica por fin está dispuesta a dar el «Sí, quiero», pero cuando ya está preparada para aceptar el compromiso, descubre un episodio perturbador de la vida de Blake… Ella ya hecho las paces con su propio pasado y con la familia que dejó atrás, ahora le toca a Blake derribar las últimas barreras que les separa. Erica está decidida a conocer el pasado del hombre que ama, pero nunca imaginó que encontraría un mundo que va más allá de su imaginación e incluso de los límites de su propio deseo. 

El peligro acecha y los secretos más oscuros salen a la luz… ¿podrá el pasado destruir la las promesas de amor eterno?


CRÍTICA

Cuarto libro de la serie Hackers en el que seguimos con la historia de Blake y Erica. Como en los anteriores continuamos con la evolución de la pareja.

De esta serie se podría decir que cada libro es un momento puntual de la pareja, en el anterior nos encontramos una gran crisis entre ellos, sobre todo en el inicio, en este es la consolación de la pareja. La autora nos lleva a través de los días de ambos con facilidad, sin hacernos sentir que estamos leyendo más de lo mismo.

La dinámica de la trama es con un patrón parecido a los demás, es decir, tenemos a la pareja y los problemas que los envuelven en su día a día, con sus negocios y sus vidas personales. La intriga que caracteriza a esta serie en este libro se complica un poco más porque enlaza las historias pasadas con las presentes haciendo que todo sea más grande y difícil de afrontar.

El final ha sido sobre todo el punto fuerte en cuanto a tensión y mal rato. En él la autora ha sacado lo mejor de su lado más “cruel” que puede parecer excesivo pero que viendo todo lo que rodea a Erica y Blake es hasta lógico. Además, con la aparición de Daniel en escena, hace que se te revuelvan las entrañas todavía más. Para mí esto, que un libro te cree sentimientos tan reales que te hagan querer tener delante al personaje para decirle que corra que huya sin mirar atrás, es más importante que el que existan más o menos escenas de sexo o que estas sean descriptivas si el libro no tiene ese trasfondo necesario para hacernos sentir. Un libro erótico se caracteriza en las escenas de cama, pero lo que hace que un libro erótico se distinga de los demás es lo que viven sus personajes fuera de estas escenas.

Los personajes también tienen su propia evolución. Si en el anterior libro Blake me hizo dudar y tener un inicio de libro complicado, en este me ha enamorado y encantado a cada página que pasaba. Existe un momento en el libro que será el que más recuerde de esta novela y de la serie hasta el momento, con Blake como protagonista demostrando lo que realmente le importa Erica. 

Erica sigue creciendo como persona, haciéndose fuerte a pesar de que sus imprudencias la siguen llevando a situaciones comprometidas. Las situaciones donde se ha enfrentado a Blake, intentando que él cuente con ella o la deje entrar en su vida, son donde aparece su verdadero yo, junto a los momentos donde se deja guiar (que no dominar o anular por Blake) hacen que tengamos de ella una visión global de lo que ha ido cambiando a lo largo de los libros.

Yo continuo pidiendo más sobre Fiona, la hermana de Blake, es un personaje que me intriga muchísimo. También Simone y James o Heat y Alli son dos parejas fuertes que aparecen fugazmente y se ve cómo es su relación pero que estaría bien tener una visión más de ellos, pero es entendible ya que la historia principal es la de Erica y Blake.

Con los villanos… la autora también se luce. Daniel sigue siendo el que se lleva la palma, ese perdón que intenta crear al final del libro… si es cierto esperaré a créemelo al final de la serie, de momento yo le sigo viendo la piel de lobo al cordero. Pero le ha salido una competidora con mucha fuerza, Sophia. No sé ni cómo definirla, mejor leer y os hacéis una idea.

Pero lo que más me ha gustado, ha sido el prólogo, esa visión de Blake, cómo narra lo que siente, siendo él el protagonista en primera persona de esas páginas, nos ha dejado ver lo que realmente siente o cómo maneja las situaciones que se les escapa de las manos.

El libro ha mantenido la línea de los demás, aumentando en pequeña escala al anterior ya que vamos conociendo más a sus protagonistas y su relación. Le voy a dar un 8,2 al libro porque la parte final es sin duda el punto fuerte de todo el libro y que hace querer tener el siguiente entre las manos en el menor tiempo posible. 

Una novela donde el pasado está mejor en el pasado y lo mejor es afrontar el presente, el día a día, sin agobiarse por un futuro incierto. Y en la que se demuestra que el amor es un ancla necesaria en la vida de una persona.

12 septiembre 2016

Toda para él - Shayla Black




Serie: 9º Amantes perversos
Editorial: Edicones Pamies / Phoebe
Fecha de publicación: 12 Septiembre 2016
PVP: 17,95 €




El agente de la Agencia de Seguridad Nacional Joaquin Muñoz ha emprendido una carrera contra el tiempo para encontrar a una niña que desapareció hace veinte años. Al comprobar que Bailey Benson se ajusta al perfil, Joaquin la secuestra y la retiene en las seguras estancias del club de BDSM Dominium, antes de que los perseguidores de Bailey puedan acabar con ella.

Bailey vive solo para el ballet, su mundo se reduce a ensayos y pruebas, y tiene poco contacto con el mundo. Cuando despierta atada a una cama en un lugar desconocido, su pequeño universo se tambalea. A pesar de estar muerta de miedo, Bailey se siente aturdida cuando su captor le exige información sobre su pasado. ¿Podría ser verdad que las terribles pesadillas que sufre sean en realidad recuerdos lejanos que ponen en peligro todo lo que le es querido?

Confinada con Joaquin en aquel lugar donde los gemidos que se escuchan hablan de pasión, él le demuestra que lo mismo puede ser un feroz protector que un maestro de la sensualidad, y cuando Joaquin logra por fin traspasar las barreras de su mente y su corazón, Bailey descubre que rendirse a él podría convertirse en el más delicioso de todos los peligros.


CRÍTICA

Con Toda par él nos encontramos ante el noveno libro de la serie Amantes perversos. Una historia que nos hace recordar a los inicios de la serie por la forma en la que sus personajes se van descubriendo. La verdad es que después de los dos últimos libros de esta serie, encontrarse con esta historia hace que se refresque la saga. 

A pesar de que sus personajes principales no aparecen en los libros que preceden a esta novela, la autora ha sabido hilar tan bien las historias de Joaquin y Bailey con las tramas ya contadas, que no se hace extraño leer a todos los personajes anteriores interactuar de forma normal con los protagonistas de Toda para él. Lo de que aparezcan los personajes de libros anteriores me ha gustado mucho, siempre que leemos un libro, nos gusta conocer el futuro de esa pareja, cómo han ido avanzando en su historia. Pues en esta novela conocemos, si no todas, la gran mayoría del futuro de nuestros amantes perversos.

Cuando comenté en el primer párrafo que este libro podría ser como un punto de refresco en la serie, lo dije porque si se ha seguido la serie como yo, se sabe que los dos últimos libros son bastante “fuertes”, visto desde una perspectiva de relación normal. Con la historia de Joaquin y Bailey recuperamos un poco esa normalidad sin estar tan centrado todo en los encuentros de cama y, sobre todo, en el BDSM puro y duro. Lo que no le quita un ápice de sensualidad al libro con respecto a otros de la saga.

La manera en que la autora ha abordado la relación de Joaquin y Bailey me ha gustado mucho. Ambos tienen miedo a sentir, han tenido vidas parecidas en cuanto al sufrimiento (aunque Bailey gana en este apartado) y cómo ambos van descubriendo lo que su cuerpo les pide… es lo que realmente da sentido a su relación. No voy a decir que estamos ante un libro donde las relaciones sexuales son del tipo Vainilla (este término se utiliza cuando la relación sexual es la común, sin ninguna derivación), porque ambos sienten inclinación por el BDSM aunque no lo sabían hasta el momento de conocerse y descubrir el ambiente del Dominium. 

Este descubrimiento se ha llevado con una evolución lógica, es decir, Joaquin no ha pasado a ser un Amo experimentado que todo lo sabe y puede hacer mil y una cosas con Bailey; y Bailey tampoco ha pasado a ser la Sumisa entregada y dispuesta que se llega a ser con el tiempo. El cambio que ambos han tenido, cómo les asusta sentir esos impulsos y, sobre todo, el miedo que les da dar un paso en falso, son puntos que le añaden fuerza a estas escenas de cama que no dejan indiferente a quien las lea. 

Tampoco voy a mentiros y decir que estas escenas son la parte que más tira del libro, la que más abunda o la que más intensidad tiene (aunque no se quedan cortas, porque ambos destilan una fuerza muy a tener en cuenta). La carga emocional es la parte que más peso tiene, los miedos, las inseguridades y el descubrir lo que son los sentimientos verdaderos hacia alguien que apenas se conoce, es lo mejor del libro.

Joaquin es un personaje masculino que en un inicio puede parecer algo brusco, que piensa que los sentimientos no son algo a tener en cuenta en su vida, pero a medida que se le conoce, se ve que la coraza que lo cubre no le hace ser realmente él. Me ha parecido un personaje muy tierno, cómo lidiaba con unos sentimientos que no conocía y no tenía ni idea de dónde salían, pero que a la vez les daba la bienvenida y dejaba que Bailey los viese. Aunque al final se comporta como un auténtico idiota…

Bailey por su parte es frágil y muy fuerte a la vez. Es un personaje con la que he podido empatizar desde el inicio de la novela. Sobre todo al principio, cuando comienza a lidiar con Joaquin y todo lo que él lleva a su vida. Es un personaje que se muestra decidido, que conoce muchas de las caras de la vida, aunque casi todas son malas. Por eso cuando comienza a ver lo que puede ser la felicidad, creo que es un personaje que florece por sí sola. El cambio que hay en ella desde el inicio al final es bastante contundente, aprende a no temer enfrentarse a la vida aunque esta duela.

Centrándome en la trama, si conocemos a esta autora, ya sabemos que nos encontraremos peligro, acción, suspense y momentos de auténtica tensión. En este libro vemos la continuación de lo que vivimos en Suya con Thorpe, Callie y Sean, revivimos lo que ellos pasaron y le añadimos aún más misterio y potencia a la historia de fondo. A pesar de ser un libro erótico, la historia de fondo es lo que más ocupa en las hojas del libro, si se hiciese un balance de hojas, seguro que estas hojas serían el doble o más que las de las escenas de sexo.

Por esto y por todo lo que no os puedo comentar en esta reseña, le voy a dar un 8,3 al libro. No le doy el 9 o más porque a pesar de que el libro me ha mantenido pegada a él durante todas sus páginas, a medida que me acercaba al final temía lo que me encontré. Para darle una nota más alta hubiese necesitado que el final hubiese ocupado más, todos los sentimientos que se fueron acumulando en el capítulo anterior al desenlace merecían unas cuantas páginas más de explicación, de comprensión y sobre todo del perdón y reconciliación que ambos se merecían. Pero esto no desmerece para nada todo el libro que nos encontramos anteriormente, solo, lo desluce un poco.

No os perdáis la historia de Toda para él si os gusta Shayla Black, sus historias que te mantienen en vilo, los sentimientos que no quedan eclipsados por la pasión que demuestran sus personajes y, sobre todo, por esas escenas de cama que a pesar de ser extensas, son tan intensas y delicadas (a pesar de su naturaleza) que hacen que queramos leer más y más sin necesidad de tomar un respiro entre ellas.