El Blog ha cambiado de nombre por eso puede que os de problemas para encontrarlo y los links estén rotos... pero espero que pronto esté todo de nuevo en la normalidad.

Seguidores

17 febrero 2016

Enredos - Emma Chase


Serie: 1º Enredados
Editorial: Grupo Planeta / Esencia
Fecha de publicación: 27 Octubre 2015 
PVP: 15,90 €


Drew Evans es hijo de uno de los tres dueños de una importante asesoría de inversiones de Nueva York. Su éxito laboral es superado por su éxito con las mujeres, a las que conquista con una simple sonrisa.

Tras pasarse el fin de semana obsesionado con una morena que lo ha rechazado en una discoteca de moda, el lunes vuelve a verla en la empresa. Se trata de Kate Brooks, la nueva asesora contratada por su padre. Tener que competir con ella lo desconcierta, pues la atracción que siente por esa mujer lo tiene siempre distraído.

Entre ellos se desatará una divertida guerra de lujuria y rivalidad que sacudirá los cimientos de su mundo.


CRÍTICA

Primer libro de la serie Enredados donde conocemos a Drew y Kate. Dos personajes que no dejarán indiferente a quien los lea.

Lo primero que impacta del libro es la forma en la que está narrado. No sé muy bien en dónde ubicarlo ya que no sé exactamente cómo se definiría la forma de narración. Podría deciros que es en primera persona, pero a la vez Drew (es quien narra la historia) nos va comentando determinadas escenas como si estuviese a nuestro lado y ambos viésemos la escena. Esta «mezcla» de narración han hecho que su lectura me haya resultado de lo más entretenida.

Como dice la sinopsis, tenemos un peso importante de humor velado. No hay escenas propiamente cómicas, pero la forma en la que Drew nos cuenta su historia y «su gripe» nos hace que en muchas ocasiones no podamos evitar sonreír.

Drew es un personaje que en el inicio dan ganas de acurrucar entre los brazos y mecerle hasta que recupere su vitalidad. Sin embargo, cuando se nos muestro el Drew anterior a Kate… Dios, dan ganas de pegarle cada vez que abre la boca. Un niño mimado, caprichoso y algo machista, pero claro, como él dice, es lo que tiene conseguir siempre lo que quiere. El cambio que la autora dio con él, pero sin perder su esencia, es precioso. Me ha gustado mucho esa evolución en su personaje, porque aprende lo que es el amor y lo que significa tener a una mujer en su vida, pero sin perder ese lado prepotente y descuidado que lo caracteriza.

Kate es la mujer perfecta para Drew. Sabe corresponder sus bromas y su deseo. Ella es una parte importante en el libro ya que es alrededor de ella que ocurre toda la historia. Me ha gustado tanto su personaje, que quiero que el siguiente libro sea ella quien narre, necesito entrar más en la mente de Kate para saber lo que siente y cómo «lucha» contra Drew. Es ella quien tiene la mayor carga emocional en el libro, es quien tiene el dilema entre sus manos y quien más arriesga.

La historia en general es adictiva a pesar de que no existe una trama muy complicada o con grandes misterios. Son dos personas, que se encuentran de casualidad y el destino les une. Sus problemas son humanos, es decir, cualquiera podría sentir lo que ellos han sentido, sufrido y disfrutado en el libro.

Pero en el libo, además de ese punto humorístico que he comentado anteriormente, existe una gran carga sexual. No nos encontramos ante un libro donde estas escenas de cama sean explícitas hasta el último detalle o que sean demasiado largas. Las escenas son concisas y con mucha carga sensual, se nos marcan más lo que Drew siente al estar con Kate, que el acto en sí.

También tengo que añadir, que al estar narrado como si un hombre nos estuviese contando cómo terminó enamorado de su pareja, las referencias de cualquier aspecto del día a día con el sexo son prolíficas. Es un hombre y como tal, tiene que pensar en el sexo, dicho por el propio Drew.

Para mí ha sido un descubrimiento Emma Chase y si puedo este libro no será el último que lea de ella, sobre todo si son los demás libros de esta serie. Una lectura fresca, divertida cuando debe serlo, sensual y sexual, con un erotismo puro, pero sin olvidar la carga emocional que tanto nos gusta en la novela erótica. Drew no será dado al romanticismo, pero existen gestos y acciones que valen más que cualquier Te quiero gratuito. Un libro que se merece un 8, ya que es atrayente y adictivo. Sus personajes son igual desde el inicio hasta el final, respetando su verdadera personalidad, pero con el gran detalle de su evolución como pareja, que los mejora a ambos por separado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada