El Blog ha cambiado de nombre por eso puede que os de problemas para encontrarlo y los links estén rotos... pero espero que pronto esté todo de nuevo en la normalidad.

Seguidores

05 marzo 2015

Cambiando el Juego - Jaci Burton


Serie: 2º Jugada por jugada
Editorial: Ediciones Pàmies / Phoebe
Fecha de publicación: 2 Marzo 2015
PVP: 17,95 €
La mayoría de la gente sigue las reglas del juego, pero Gavin y Liz no son como los demás...

«Ganar a cualquier precio». Ese ha sido siempre el mantra que la agente deportiva Liz Darnell se ha repetido a sí misma durante toda su vida. Cuando va demasiado lejos y corre el riesgo de perder a su cliente más importante, el jugador de béisbol Gavin Riley, Liz se da cuenta de que va a tener que emplearse a fondo para evitarlo. Aunque lo cierto es que tampoco supone un esfuerzo demasiado grande: a fin de cuentas ha seguido cada movimiento del jugador desde que se fijó en él por primera vez… y no fue de una manera precisamente profesional. Pronto Liz se da cuenta de que Gavin está más que dispuesto a seguirle el juego. 

A Gavin no le importa nada caer en las redes de Liz. La desea tanto como ella parece desearle a él. Dispuesto a comprobarlo, decide lanzarle una bola curva para ver lo lejos que está dispuesta a llegar para mantenerlo en su cartera. Sin embargo, el amor comienza a formar parte del partido de manera inesperada y ni Liz ni Gavin están preparados para ese cambio de juego.

Crítica

Segundo libro de la serie Play to Play en el que conocemos más a fondo a la fría y calculadora agente deportiva Elizabeth y al hermano de Mick. Tengo que decir que al acabar el anterior libro estaba deseando leer este por ella. 

Liz me gustó desde el primer momento en el que apareció. Es uno de esos personajes que a pesar de comportarse de una forma concreta se intuye que debajo de esa máscara se esconde mucho más, que te hacen querer saber más sobre ellos y que enseguida encandilan. Con ella no soy demasiado parcial, incluso en partes en que en otros libros hubiera pensado que el personaje está siendo muy duro en su decisión, en este libro, en su historia, me pareció que se rindió demasiado pronto. Aunque, bajo mi punto de vista, esto no estropea la historia, para nada, porque la forma en la que se rinde a lo inevitable, es tan bonita por parte de Gavin, que su perdón llega en el momento adecuado. 

Con él tenía mis dudas, sobre todo porque se dejaba guiar por lo que veía de ella, sin pensar en nada más. Incluso cuando se acuesta con ella no ve más allá del deseo, aunque tenga momentos de duda al observar alguna situación o mirada por parte de Liz. Pero, a pesar de que le cuesta, cuando comienza a tener sentimientos más allá de la lujuria por Liz, empieza a echarla de menos, ve a la mujer que se esconde detrás de su fachada profesional… me ha parecido que era el hombre adecuado para ella. Porque sigue siendo Gavin, díscolo, vividor, activo sexualmente … pero con matices en los que incluye a Liz sin esconder esos sentimientos. 

Su relación y cómo evoluciona ha transcurrido acorde con el carácter de cada personaje. No se podía esperar una adoración inmediata de Gavin o una rendición por parte de Liz. Por eso, que todo haya empezado mediante el sexo, y ¡vaya cómo empieza! (no recordaba cómo escribía esta mujer), no es algo tan disparatado como si hubiese empezado conociéndose como una pareja normal. Teniendo citas, hablando sobre ellos mismo o los típicos pasos en estas situaciones, me hubiese costado mucho creer en esta historia si hubiese sido así. 

Como he comentado en el anterior párrafo, no recordaba cómo escribía Burton, ya que al llegar al capítulo tres ya hemos leídos dos o tres orgasmos por parte de Liz, lo que nos deja claro que el libro será erótico. Pero a pesar de ser un libro erótico, tiene ese trasfondo que siempre es necesario para amar la historia que nos cuentan. A medida que leía y avanzaba en el libro, inconscientemente, dividí el libro en dos, desde el inicio hasta casi la mitad, se podría decir que es un libro puramente erótico, pero el resto lo catalogaría como romántica, porque la parte puramente sexual queda relegada a un segundo plano y deja que los sentimientos lo sobrepasen. La diferencia que he sentido en este punto es uno de los que más me han gustado del libro, nos deja ver cómo son ellos de verdad, sobre todo nos muestra cómo es Liz y cómo Gavin empieza a darse cuenta de la mujer que en verdad es. 

Lo que menos me ha gustado del libro y puntuaré como negativo, es el lenguaje que se utiliza en sus encuentros, sigue chocándome leer ciertas palabras en los libros, pero en este caso, al ser mutuo, uno dice y el otro contesta igual o peor, se hace más llevadero. El que de verdad ha estado durante todo el libro molestándome es el personaje de Mick (protagonista de La jugada perfecta junto a Tara). No ha podido ser más cabezón, intransigente y molesto porque no ha aparecido más en esta historia. No lo comento como una falta, sino al personaje en sí. Se salvó por el final del libro, pero ha estado en muchos momentos en mi punto de mira, porque esa inquina que muestra, esa intransigencia hacia Liz… y que Gavin se calle la boca tantas veces… fueron mis momentos de indignación mientras leía y de ahí que entendiera tan bien a Liz en su decisión de alejarse de todo. 

En general, un libro que supera a su predecesor, que sigue dejándonos con más ganas de leer la serie, ya que han surgido varios personajes que pueden dar mucho juego. Le puntuaré con un 9, tenía miedo de leer el libro por mis altas expectativas a causa de Liz y no le pongo más porque en la parte donde Liz de desahoga un poco sobre su pasado, no llega a hacerme sentir que esa etapa queda totalmente expuesta. Es como si me faltasen más detalles o que Liz diese el paso de vencer ese pasado, a pesar de haberlo hecho alejándose de él. Pero a pesar de este detalle… el libro me ha gustado mucho, las escenas de sexo muy buenas, todas ellas; la relación de Gavin y Liz muy coherente a ellos; y cómo termina el libro de forma emotiva pero sin perder el punto picante, que tan bien Liz y Gavin saben mostrar, me parece un gran final para una gran pareja. Deseando tener entre mis manos el siguiente libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario