El Blog ha cambiado de nombre por eso puede que os de problemas para encontrarlo y los links estén rotos... pero espero que pronto esté todo de nuevo en la normalidad.

Seguidores

20 enero 2016

Iris. Flores de ceniza - Maurizio Temporin


Serie: 1º Iris
Editorial: Libros de Seda / Juvenil
Fecha de publicación: Mayo 2013
PVP: 18,95 €

Thara es una adolescente normal, salvo por su extraña narcolepsia y unos ojos de color violeta intenson que no dejan indiferentes a nadie. Un día, al intentar llevarse una flor de iris de un jardín de su barrio, se desmaya al despertarse descubre que se encuentra en un mundo extraño donde todo está hecho de cenizas.

Asustada, Nate, un muchacho que surge de la nada, la rescata de las extrañas criaturas que allí habitan. Cuando intentan hablar con el chico, se despierta y se ve de vuelta en el mundo real, en el coche del propietario del jardín en el que se ha desmayado, Charles, que resulta ser un viejo amigo de su padre. Ella, que no ha conocido a su padre y no sabe nada de él, quiere saber más, pero su madre le prohíbe hablar con Charles. Tiene que saber más, y para eso sus dos mejores amigos, Christine y Leonard, la ayudarán. ¿Que su padre es Ray Pitbury, el escritor? No puede ser, pero aun así, se pone a leer uno de sus libros. Al hacerlo, descubre un mundo desconcertante, ese mundo que ha visto y del que ha salido sin saber por qué. ¿Qué es ese lugar? ¿Es Nate real?

CRÍTICA

Con este libro empieza la trilogía de Iris, una trilogía que cuando fue anunciada que sería publicada en España, me llamó la atención. Ahora, después de leer su primer libro, tengo que admitir que es una serie que merece mucho ser leída.

Empecé la novela con recelo porque llevaba un tiempo sin ganas de leer y no sabía cómo eso afectaría a la lectura. Pero, si el libro es bueno, da igual cómo estés, te enganchará de igual forma y eso es lo que me ha pasado con Iris, Flores de ceniza. 

Desde un inicio no me costó engancharme a la trama ni adaptarme a la forma de escribir del autor. Fui leyéndolo sin darme cuenta, cada vez más atrapada en su historia. Ha sido un descubrimiento Maurizio Temporin, puesto que se le podría considerar que es descriptivo, pero lo hace de tal forma que al leerlo, no se hace lento ni pesado. Esto es algo que me ha gustado mucho, es capaz de introducir las descripciones dentro de la acción, algo que se agradece ya que la lectura se hace sencilla y fluida. 

Aunque no todo queda ahí, el mundo que ha creado con el mundo de cenizas, el Cinerarium, y cómo lo ha enlazado al mundo real y el de los nocturnos, es una trama que podría ser la «típica» paranormal pero que a la vez es muy diferente. Es como siempre, pero a la vez es todo nuevo. 

Con los personajes, el autor también se luce. Está escrito en primera persona, así que Thara es de quien más podemos saber y conocer, pero no impide que conozcamos a los demás. 

Thara es una adolescente y, como tal, podemos vivir su mundo desde una perspectiva de alguien que está aprendiendo lo que es «vivir». Cómo va cambiando sus prioridades y cómo nos relata el autor su evolución con todos los problemas que le aparecen, para mí, es de lo mejor del libro. Nate, desde que aparece la primera vez, hace que su personalidad nos atraiga, como le ocurre a Thara, y que con cada encuentro que tienen, sintamos la confusión que sufre al intentar recordar y saber qué sentimientos le provoca ella. Christine y Leo, son dos personajes que son un acompañamiento necesario en la vida de Thara, ellos son quienes ponen el punto hilarante en su vida. Christine es la persona sarcástica que siempre está ahí cuando se le necesita y Leo… Leo es el amigo fiel y un poco «especial». 

Por parte de los adultos, la madre de Thara, Julia, creo que el siguiente libro será su momento, en el que conoceremos de verdad su personalidad y veremos una historia diferente con ella. Charles y Sally, tan irreverentes y a la vez apreciados… ellos son una parte referente en la historia (no puedo decir mucho más, tendréis que leer el libro para conocerlos). Y el misterioso padre de Thara, para mí ocurre lo mismo que con Julia, aún nos queda mucho para conocerle del todo.

Y el malo malísimo, añado el malísimo porque de verdad lo es. El autor tiene mucha habilidad para enseñarnos lo que es el mal puro, quizás mezclando un poco el género gótico dentro de la historia. Se podría decir que con él tenemos a un MALO con mayúsculas. Es un personaje que gusta, porque es necesario, pero se le odiará en cada aparición que tiene en el libro.

Y todo queda bordado con una historia de amor entre Thara y Nate que en muchos momentos nos encogerá el corazón y también nos enseñará cómo superar los escollos que se pueden crear dentro de una pareja. Que unos personajes me provoquen estas reacciones es algo que necesito para engancharme de verdad a una novela y a su historia, y Thara y Nate lo consiguieron, aunque sospecho que me van a hacer sufrir en los libros que quedan.

Tengo ganas de seguir y terminar la trilogía, el libro tiene un final que sientes la necesidad de seguir sí o sí. A este libro le voy a dar un 8 ya que me lo he leído en muy poco tiempo y me ha dejado con ganas de mucho más, aunque le haya faltado algún detalle para terminar de emocionarme del todo. Resumiendo, para mí un buen libro juvenil, con una trama terriblemente atrayente que no te dejará parar de leer y que, con cada página, te introducirá más y más en ese mundo fantástico creado por el autor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada