El Blog ha cambiado de nombre por eso puede que os de problemas para encontrarlo y los links estén rotos... pero espero que pronto esté todo de nuevo en la normalidad.

Seguidores

31 agosto 2013

Nada más que problemas - Rachel Gibson

 
Serie: 5º Seattle Chinooks
Editorial: Ediciones Pàmies / Phoebe
Fecha de publicación: 11 Marzo 2013
PVP: 17,95€



Sinopsis:

La exitosa carrera como jugador de hockey y capitán de los Chinooks de Seattle de Mark Bressler llegó a su fin el día que tuvo el accidente que destrozó la mitad de los huesos de su cuerpo. Y desde que salió del hospital, los burócratas del equipo no han hecho más que mandarle asistentes sanitarios a casa; claro que él consigue espantarlos a velocidad de vértigo... Hasta que se topa con una realmente obstinada.

La carrera como actriz de Chelsea Ross se estrelló antes de despegar —jamás pasó de ser la reina del grito en películas de serie B—, así que abandona Hollywood para... acabar convertida en la asistente del más malhumorado jugador de hockey del mundo. Si no necesitara tanto el dinero, saldría de allí pitando.

Chelsea puede tolerar el mal humor de Mark y su actitud prepotente, pero no está preparada para resistirse a la atracción que termina sintiendo por él. Por eso, cuando el famoso chico malo del hockey pone los ojos en ella, sabe que el tiempo de gracia ha terminado. ¿Será capaz de enfrentarse a todos los problemas que surgirán si cede a la pasión que Mark despierta en ella?

Crítica:

Quinto libro de la serie de los Seathle Chinooks y segundo libro que publica Pàmies de esta serie. Pero a pesar de ser una serie son libros que pueden leerse salteados, ya que yo por ejemplo solamente me he leído este libro y el anterior (buscar título).


En este libro seguimos con la historia de este equipo de hockey sobre hielo y sus robustos y difíciles jugadores. Esta vez tenemos a Mark como chico y a Chelsea como chica protagonista. Mark se podría definir como un auténtico macho, pero un macho herido que repele a todo el que se acerca solamente por su cabezonería por no dejar que lo vean débil; y Chelsea sería la mujer que doma a la bestia y lo convierte en un gatito ronroneante.


Es un libro leíble, ameno y dinámico que te absorbe y te hace comprender enseguida a sus protagonistas y lo que les pasa por la mente. Pero a pesar de esto creo que al libro le falta ese último toque que te hace comprender aún más lo que hacen los personajes, el por qué de sus acciones. Este punto “débil” lo noto en la personalidad de Mark, falta ese algo para acabar de entenderlo completamente.


La historia de ellos dos no deja de tener esos tiras y aflojas que tanto nos gustan, cómo en un momento están arrancándose la ropa y al siguiente se arrancan los ojos. Chelsea me ha gustado especialmente en este libro, ya que es una mujer que no deja de luchar por lo que quiere y no se deja asustar por un hombre gruñón como Mark. Me encanta su forma de provocarle y dejar que se haga una idea equivocada de ella. Tiene miedos e inseguridades muy reales que cualquiera puede haber sentido en algún momento de su vida, pero ella no deja que eso la gane, lucha hasta el final.


En definitiva es un libro que continúa en la línea del anterior, que nos engancha y no nos deja soltarlo para seguir conociendo cómo Mark y Chelsea se van conociendo y enamorando. Una historia con grandes momentos íntimos que no dejarán indiferente a nadie, sobre todo una copa Stanley y una inocente botella de champán…


Si os gusta Gibson leer el libro, si no conocéis a la autora igualmente hacedlo y enamoraros de su prosa, si queréis seguir conociendo las historias de estos jugadores hacedlo… en conclusión, leer el libro, no os arrepentiréis. Como nota le daré un 8,7, en la que se resume todo lo explicado hasta ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario